La Moda después de la Segunda Guerra Mundial y principios de los Años ´50

   C’est finí!, La guerra acaba el 2 de septiembre de 1945 y comienza una nueva historia de reconstrucción de países, una competencia entre Estados Unidos y Francia por el liderazgo de la moda, de cultura yankee, de la sociedad de masas de Andy Warhol y del “New Look” de Christian Dior.

   La Segunda Guerra Mundial creó muchos cambios radicales en la industria de la moda. Después de la guerra, la reputación de París como centro mundial de la moda comenzó a declinar, y los diseños de confección y manufacturación en masa acrecentaron su popularidad.

    Un nuevo estilo para la juventud surgió en los años ´50, cambiando el enfoque de la moda para siempre. Mientras la instalación de calefacción central se expandía, lo hacía también la era de prendas de mínimo cuidado, surgiendo así textiles más ligeros y los sintéticos.

    La Alta Costura de París se defendió contra la amenaza de productos de moda prefabricados, pero con poco efecto, en cuanto no podía evitar que la moda se colara en las calles. En poco tiempo, mujeres hasta ahora restringidas a suplantaciones inferiores de la Haute Couture, disfrutarían una gran variedad y libertad de elección. Con volúmenes mayores de productos, los ciclos de producción eran mucho más largos que los de los talleres de costura, lo que significaba que los diseñadores que planeaban colecciones dos veces al año, debían adivinar con más de un año de anticipación lo que sus clientes podían querer.

    El declive de la moda parisina dio lugar al surgimiento de la moda americana. Estados Unidos, que había sido el principal cliente de la Alta Costura parisina antes de la guerra, desarrolló su propia industria.

    De esta manera, se inauguró un período en el que se destacaron la ropa informal de uso cotidiano y las prendas de confección “Ready to wear” o prét a porter.

   París, el corazón del prét a porter

    No obstante, tras la liberación de París por las fuerzas aliadas en junio de 1944, la industria parisina reemprendió su actividad de inmediato. La Alta Costura empezó de nuevo a exhibir sus colecciones y aparecieron nuevos diseñadores, siendo Christian Dior, con su “New Look”, quien avivó el resurgimiento de la Haute Couture parisina.

   Desde los años cincuenta, el cambio se aprecia a todos los niveles, pero fundamentalmente hay un valor que altera el orden establecido hasta ese momento: la juventud. En estos años la moda alcanza sus más altas cotas de suntuosidad. El pantalón vaquero o jeans se convierte en la prenda estrella de la juventud americana.

    Aunque es importante comprender el impacto que las dos que las dos guerras mundiales tuvieron sobre el tema de la moda, es indudablemente cierto que la Alta Costura fue la principal encargada de dirigir el mundo de la moda durante la primera mitad del siglo XX y el “Ready to wear”, en la segunda.

Ropa “Ready to wear” o  prét a porter

    Después de la confusión causada por las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial en los años cincuenta, la sociedad entro en una era de consumo de masas en los sesenta. La dinámica de producción masiva se podía ver en todos los sectores del mundo de la moda.

   Proliferan las innovaciones tecnológicas y el aceleró de las fibras artificiales. Como resultado, apareció una indumentaria a precios razonables y de buena calidad que se llamo prét a porter.

    El alta costura, la autoridad de la moda aceptada hasta entonces, ya no parecía ofrecer diseños que se adaptaran al estilo de vida cotidiano y funcional de la nueva era de posguerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s