“The Roaring Twenties” o “Los locos Años ´20″ (1918-1929): Contexto histórico de los Estados Unidos de América

    Después de la guerra de 1914, nada fue igual. La sociedad cambió. La denominación de “Felices Años Veinte”, “Años Locos” o “The Roaring Twenties” corresponde al período de prosperidad económica que tuvo Estados Unidos desde 1922 hasta 1929. La reactivación iniciada en Estados Unidos en 1922 abrió las puertas a una etapa expansiva de la economía mundial que propició un clima de euforia y confianza en el sistema capitalista. Estos años constituyeron los mejores para la sociedad norteamericana. Se vivían un excelente bienestar y de gran optimismo frente al futuro. Se pusieron en marcha nuevos sectores de la producción industrial, como el químico, alimenticio y automotriz.

    El modelo de vida americano fue exportado por todo el mundo. Se trataba del “American way of life”, que rápidamente sedujo a los europeos, cimentado en el consumo individual de bienes, tales como teléfonos, automóviles y electrodomésticos; impulsado por la publicidad y sostenido por un crédito fácil y las ventas a plazos. Estos últimos dieron lugar a una oleada consumista, ya que la gente podía comprar los productos sin necesidad de tener el efectivo a la hora de pagar. El aumento del consumo y la popularización de la venta a plazos hizo que se comprara tanto hasta el extremo de que los consumidores se endeudaran.

    En estos tiempos la fábrica Ford innovó con la utilización de la cadena de montaje. De esta forma se reducían costos y tiempo. Este medio de producción se aplicó a otros sectores de la industria (siderurgia, cristal, etc.). Todo esto tuvo una gran influencia en el mercado de trabajo: la tasa de desempleados en Estados Unidos llegó a 13 millones (no había habido ninguna tasa tan baja hasta la fecha).

Automóvil Ford T

    Los espectáculos de masas (cine, teatro, deportes y cabarets), el interés por la alta costura y las nuevas corrientes musicales (Jazz, Charleston y Blues) se convirtieron en objetos de consumo y alimentaron a toda una industria que hasta entonces no había sido significativa. La industria cinematográfica tuvo un gran desarrollo. En los suburbios de Los Ángeles, Hollywood produjo durante estos años numerosas películas, llamadas “movies”, las cuales eran mudas en un principio. Surgieron figuras destacadas, como Charles Chaplin y durante los años ´20 el cine se convirtió en un negocio multimillonario.

Charles Chaplin

    La prensa conoció un gran esplendor, proliferaron las revistas especializadas en ciertos temas, las deportivas y las dedicadas a la mujer. Fenómeno destacado fue el de la radio, cuyas ondas se difundieron por campos y ciudades, y que comenzó a utilizarse como excelente instrumento de publicidad. Al final de la década existían casi 14 millones de receptores en Estados Unidos.

Revistas de los años 20

Receptor de radio de los años ´20

    La América opulenta se reveló a los ojos de todo el mundo como el paradigma de las libertades y de las posibilidades de enriquecimiento y el bienestar. Los valores que la impulsaban eran los del éxito, la iniciativa y el esfuerzo individual. La pobreza y el fracaso fueron considerados signos de pereza, falta de inteligencia, debilidad e incompetencia.

    Se produjo una fuerte oleada inmigratoria hacia Estados Unidos en esta década. Las personas provenían de todos los rincones del mundo en busca de oportunidades. Habitaban en las periferias de los centros urbanos, en barrios donde reinaban la pobreza y la exclusión.

    Los inmigrantes eran portadores de lenguas, religiones, costumbres y diferentes ideales políticos, de modo que en muchas ocasiones chocaron con los valores de los ya establecidos, que reaccionaron aferrándose a los conservadores ideales del modelo “WASP” (blanco, anglosajón, nativo y protestante). De esta manera, se generó un problema político, social y moral.

    La administración conservadora republicana optó por una política de control de la emigración (Leyes de 1921). Desde postulados racistas prohibió la entrada de individuos de origen asiático, restringiendo asimismo la entrada de europeos, especialmente de eslavos y latinos, mediante leyes como la “Immigration Act” de 1924 (también conocida como “Johnson-Reed Act”).

    Desde una mentalidad puritana, se difundió la opinión de que el país estaba siendo corrompido por ideas y modos de vida extraños y se identificó a los inmigrantes con la ingesta de alcohol. El gobierno prohibió su consumo, fabricación y venta, a través de la “Ley Seca”, fomentando con ello la creación de bandas organizadas que ejercieron el control de un floreciente contrabando y mercado negro, y favorecieron indirectamente el fenómeno de las mafias y el gansterismo, donde se destacó como uno de los más importantes gangsters Al Capone.

 

Al Capone, uno de los gángsters más importantes de los años ´20

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s