Íconos de la Moda de los Años ´60: Twiggy, Marilyn Monroe, Edie Sedgwick y Audrey Hepburn

    Mujeres que fueron íconos de la moda de los años ´60 y que también lo siguen siendo en la actualidad.

Twiggy

    Lesley Lawson, conocida popularmente como Twiggy,  es una supermodelo, actriz y cantante inglesa, quien se convirtió en un ícono de la moda en la segunda mitad de los años 1960.

    Inicialmente, sus amigos le insistían con que debía probar suerte como modelo, pero ella pensaba que no lograría nada, por lo que respondía riendo; ya que era demasiado delgada y pequeña como para cumplir con el canon de la época. Finalmente, acudió a una entrevista de una revista y le dijeron que “era muy pequeña, pero que tenía facciones muy interesantes”, por lo que entonces haría fotografías de belleza. La enviaron a un estilista para que le tiñeran y cortaran el pelo.

Twiggy

    Twiggy se presentó a su primera sesión fotográfica con su nombre real y, en medio de ella, debido a algo que hizo, su novio dijo “¡Oh, Twiggy!”, apodo dado por el hermano de éste debido a sus delgadas piernas. A los fotógrafos les pareció un apodo perfecto para una modelo y le dijeron: ” si llegas a modelar, deberías usarlo”.

    De esta Manera se transformó en “la cara del ’66”, tal como la definía el Daily Express. La imagen correspondía a una toma facial que cambió el rumbo de la vida de Twiggy.

    En la década de los ´60, gracias a Twiggy, se impuso el modelo de mujer extremadamente flaca,  junto con la minifalda, el corte de pelo a lo “garçon” y las pestañas larguísimas. Completaba este nuevo look medias estampadas y botas altas hasta por encima de la rodilla.

Twiggy con el corte de pelo a lo “garçon” y las pestañas larguísimas

Twiggy, modelo flaca, con botas altas por encima de la rodilla y minifalda

Marilyn Monroe

    Marilyn Monroe fue la personificación del glamour de Hollywood por excelencia. Su inmenso atractivo fue capaz de conquistar el mundo, pero a pesar de su belleza seductora y sus curvas voluptuosas, Marilyn fue mucho más que un símbolo sexual de los 50’s y 60’s.

Marilyn Monroe, la personificación del glamour de Hollywood por excelencia

    Las películas y la música de los años ´60 nos recuerdan a esta espectacular mujer, que a pesar de su imagen segura y sensual, era retraída al mismo tiempo que su inseguridad le trajo muchos problemas a los productores de películas.

    Su vida fue el reflejo de su pasión y lucha personal. Hoy su espíritu brilla junto al prestigio de su inigualable imagen de legendaria diva de Hollywood. Marilyn Monroe y Brigitte Bardot, son ejemplos de la revolución en la pantalla.

    A comienzos de los años ´60, Monroe decidió posar desnuda para el fotógrafo John Hyde para un calendario que la consagró, y que gracias a él, logró un contrato con el estudio cinematográfico Fox.

    Tras ser invitada por primera vez a la entrega de los premios Oscar, llegó a ser la portada de una de las revistas más prestigiosas de Estados Unidos.

    La rubia actriz dictaba la moda del fin de los ´50 y de la década de los´60, no sólo por el deseo que generaba n los hombres, sino por la admiración que sentían las mujeres por ella.

    Hoy, Marilyn es el paradigma de la mujer sexy. Quienes en ese momento eran jovencitas, mujeres maduras de 50 años en la actualidad, aún recuerdan cómo marcó a una generación y dictaminó la moda de esos días, influencia que continúa hasta nuestros días.

Marilyn, el paradigma de la mujer sexy en la actualidad

    El rostro de Marilyn se convirtió en verdadero ícono pop cuando Andy Warhol, poco después de su muerte, recuperó una fotografía suya (de la película Niagara) para pintar sucesivas Marilyns, símbolo del pop art.

Marilyn, ícono del arte pop

    El vestido blanco que llevaba Marilyn Monroe en la famosa escena del metro en “The Seven Year Itch” (1955), aquella en la que el aire de las rejillas permitía al espectador contemplar sus sugerentes piernas, se transformó también en un ícono de la moda, conocido como el “vestido más famoso de la historia del cine”.


El vestido blanco de Marilyn, conocido como el “vestido más famoso de la historia del cine”

    Quizás el encanto de Marliyn Monroe continúe presente en el siglo XXI gracias a su trágica muerte, que llevó a crear alrededor de su imagen, una historia de novela, que sigue apasionando a millones de personas en todo el mundo.

Edie Sedgwick 

   Edie Sedgwick, perteneciente a una familia de la alta sociedad estadounidense, fue hospitalizada en 1962 por primera vez en un centro psiquiátrico a causa de su anorexia, período en el que también tuvo un embarazo y un aborto espontáneo. Varios miembros de su familia también tuvieron problemas psiquiátricos.

    En 1964 se trasladó a Nueva York al apartamento de 14 habitaciones que su abuela poseía en Park Avenue y pronto comenzó a trabajar como modelo y a acudir a las fiestas de los clubs de moda de la ciudad.

    Los tiempos que se corrían cuando Edie llegó a Nueva York eran muy emocionantes y de muchos cambios.  Después de la 2da Guerra Mundial y la estricta restricción de los años ´50, para la época de los ´60 los jóvenes se sentían algo traicionados por los adultos y las generaciones anteriores, por lo que tenían casi una obsesión de ser diferentes, rebelarse y crear nuevas cosas.  Eran los tiempos de la píldora anticonceptiva, los inicios del amor libre, la liberación femenina y la lucha contra la discriminación racial.

    No es de extrañar entonces que Edie definiera la ciudad en esta breve frase: “Nueva York era Jackson Pollock bebiendo vodka y goteando pintura en un canvas desnudo”. Fue en este escenario donde conoció a Andy Warhol y comenzó a frecuentar La Fábrica. Edie y el artista se volvieron inseparables. Era una relación simbiótica en la que los dos encontraron la pieza que les faltaba.  Edie, la niña perdida, encontró en La Fábrica un hogar y un grupo de gente que la aceptaba y que la invitaba a ser diferente y a experimentar nuevas ideas.  Andy, amante y admirador de la belleza, encontró a su musa perfecta.

Edie, musa perfecta de Andy Warhol

    Edie apareció en varias películas de Warhol como Horse, Vinyl (una adaptación del artista de La Naranja Mecánica). Protagonizó Poor Little Rich Girl, Beauty No 2, Outer and Inner Space, Prison, Lupe y Chelsea Girl.

    Fue también durante el tiempo de La Fábrica en que acuñó su estilo inconfundible que muy pronto muchas chicas quisieron imitar. Edie practicaba danza, por lo que usaba siempre mallas negras, las que combinaba con jerseys y tops cortos o t-shirts de rayas. Usaba aros XL muy largos que llegaban a veces a rozarle la clavícula. Botas altas, abrigos de piel, sombreros y lentes de aviador eran algunos accesorios que complementaban su guardarropa.

Mallas negras de Edie

Aros XL de Edie

    Combinaba su vestimenta con un maquillaje centrado en sus ojos, con gruesas pestañas falsas, rimmel y kilos de delineador alrededor de los ojos y sobre el párpado. Llevaba las mejillas muy pálidas y los labios en nude o rosa suave. Tenía un lunar en la mejilla derecha que oscurecía con lápiz. Se cortó el cabello y lo pintó de rubio platinado completando su look de ninfa.

Corte de pelo, rubio platinado y maquillaje centrado en sus ojos

Maquillaje de Edie: gruesas pestañas falsas, rimmel y kilos de delineador alrededor de los ojos

    Por algún tiempo vivió una época dorada donde el arte, la libertad y la creatividad llenaban sus días, pero con todas estas nuevas experiencias también vinieron las drogas y los problemas.  Al paso de los años la relación con Andy Warhol se deterioró. Se dice que Andy la explotaba pues nunca le pagó por sus películas, que la encasilló como “la reina de las películas underground” y que ya nadie quiso ofrecerle trabajo. Por otro lado era evidente que la adicción de Edie a las drogas se había vuelto incontrolable y se encontraba en un espiral de autodestrucción. 

    El 16 de noviembre 1971 fue encontrada muerta. Al igual que su muerte, la vida de Edie Sedgwick estuvo plagada de misterios, secretos y dudas. Fue precisamente su gran desesperación por ser diferente, vivirlo todo y experimentarlo todo lo que la llevó a la muerte con tan sólo 28 años. Ella era una mezcla de niña inocente y femme fatale, de fuerza y fragilidad, de luz y de oscuridad. Su presencia en cámara transmitía gracia, clase y elegancia, inclusive en las escenas más ordinarias y banales.  Los que la conocieron decían que no podían quitarle los ojos de encima y que llenaba el espacio en el que estaba con una energía muy especial.

    Han pasado casi 40 años de su muerte pero Edie Sedgwick sigue viva en sus fotos, en sus películas y en su historia y como buena musa sigue inspirándonos y fascinándonos de la misma manera que conquistó a Andy Warhol y al Nueva York de los años ´60.

    “No es que me esté rebelando, es sólo que estoy tratando de encontrar una nueva manera”, Edie Sedgwick.

Audrey Hepburn

    No se sabe si fue por su elegancia y rostro angelical, por su frescura en la pantalla o por su sangre aristocrática, lo cierto es que Audrey Hepburn, tras una infancia pobre de afecto en la que el hambre también estuvo presente, como en un cuento de hadas, se convirtió en una princesa de Hollywood.

Audrey Hepburn, princesa de Hollywood

    Tenía talento, gracia y encanto personal. Audrey es un icono, está por encima de las modas. Su imagen es tan moderna y fresca como en los años ´60″, dice en una entrevista con Efe el escritor, periodista y editor Juan Tejero, autor de “Audrey Hepburn, una princesa en la corte de Hollywood” (T&B Editores).

   “Vivió una niñez difícil, pero tras su éxito disfrutó de una vida tranquila y discreta, ajena a los escándalos y episodios morbosos”, explica Tejero, experto en temas cinematográficos.

    “El abandono de su padre, fue el mayor trauma de su vida”, asegura Tejero. El autor cuenta que la protagonista de “Desayuno con diamantes” fue víctima de la distante y severa personalidad de su madre. Por desgracia, el hambre y la desnutrición estuvieron presentes en la niñez de la actriz. Al final de la II Guerra Mundial, su familia no tenía leche, ni huevos, ni electricidad ni agua corriente, “se alimentaban con tulipanes, pan de guisante y alimentos más o menos comestibles”, según relata Tejero. Eran tiempos en los que las redadas por la fuerza de mujeres y jóvenes para trabajar como empleadas domésticas eran habituales. En una de ellas, Audrey se vio atrapada, pero, ante el descuido de un soldado, puedo huir y se escondió en el sótano de un edificio, donde permaneció un mes y “sobrevivió comiendo manzanas y un poco de pan”. Su madre pensaba que había muerto, pero Audrey salió de su escondite y se presentó en su casa, eso sí, enferma de ictericia. Ambas emigraron a Londres, donde la protagonista de “Guerra y Paz” pudo continuar con sus añoradas clases de ballet y estudios de Arte Dramático, mientras la baronesa trabajaba como limpiadora.

Audrey Hepburn, con un estilo fresco y moderno, como el de los años ´20 

    Con media docena de papeles insignificantes en Gran Bretaña, la joven actriz deslumbró en Brodway con “Gigi”, papel que la convirtió en la más prometedora de las estrellas de la Paramount. Y así se convirtió de cenicienta en princesa. “Era una actriz completa, muy dúctil, capaz de tocar varios géneros”, asegura Tejero.Podría haber sido una estrella más grande, pero se retiró a una edad muy temprana. “Para ella era más importante su vida familiar que su carrera”, añade el autor.

    Puso de moda el pelo corto, la extremada delgadez, los pantalones piratas y los zapatos de tacón. “Sabía mirarse al espejo y amaba la sencillez. Su estilo fue imitado por cientos de jovencitas. Hechizó al mundo entero vestida por Givenchy, el modisto que colaboró con ella en los diseños de la mayoría de sus películas”, dice Tejero.

    El diseñador cantaba a los cuatro vientos que la protagonista de “My fair lady“tenía los hombros bonitos, la cintura muy delgada, las caderas estrechas y las piernas muy largas”, se preguntaba:“¿Hay alguna mujer a la que no le gustaría ser Audrey Hepburn?

Audrey Hepburn, vestida por Givenchy

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s